domingo, 3 de octubre de 2010

Del príncipe azul, el verde y otros mitos


Como ya me di cuenta hace muchos años ya, cuando dejé de creer en el viejito pascuero, el hada de los dientes y de el conejito de pascua, también en algún momento de mi vida me di cuenta que Disney me había mentido a mi y a todas las mujeres del planeta... Implantó un chip de romanticismo en nuestras mentes y después nos envió al mundo exterior donde si bien los hombres no son malos, si que no tienen nada que ver con el príncipe azul, y mucho menos del verde que es mucho más cool :) .

En fin en la búsqued
a de mi misma me di cuenta del vacío que provoca el no tener a ese alguien sea príncipe, duque, o bien el tipo que limpia el piso en el castillo los títulos importan un bledo, que te haga sentir bien, querida, pero el punto de esto es la reciprocidad... Por que de que nos sirve sentirnos observadas, miradas y mimadas por quien no nos interesa, y que solo ese hombre que tu quieres que te mire, no sepa de tu existencia? Está bien seamos sinceras, sube el ego pero el vacío sigue ahí... Ese es el problema de los príncipes azules y verdes, se suponen que ellos sienten lo mismo que tu, y te suben a su corcel ( a veces una yegua) para llevarte a la tierra de "felices por siempre" y tu sólo quedas mirando y dices y yo que estoy esperando??...Claramente en Santiago y en ningún lugar del mundo el único corcel que me puedo encontrar es el de un amable carabinero que no es para nada mi tipo y en cuanto a las yeguas, buena de ellas abundan pero no tiene montado encima al príncipe azul, sino que cualquiera...


En fin fue ese el momento en el cual decidí que solo busco lo que todas, que Disney nos cagó la mente a todas, y que solo quiero sentir el amor de alguien sin importar su origen principesco, eso lo te
ngo mas que claro hace tiempo, pero es que los príncipitos juran que uno cree, que te tienen ahí, esos que se creen príncipes... mmm así que es mejor un hombre normal, que sepa amar, y sobre todo ser amado :)

Al final de tanto besar sapos esperando a que se conviertan en el afamado pero jamás visto príncipe azul, uno termina dándose cuenta, que a veces la realidad es mucho mejor que la fantasía, que lo más simple, la mirada sincera, y el roce su piel con la tuya bastan... No hacen falta ni sapos, ni corceles, y mucho menos príncipes azules, que esos se los quede la cenicienta que ya muchos problemas tiene o no??

Hombres, sigan siendo hombres como son, mientras menos príncipes y sapos, mejor ....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

eso depende si alguien realmente ama,cuando amamos de corazon alma y entregando de verdad ,hacemos cosas ke la mente no distingue,si es un sacrificio o alimento para el amor ,con mucho cariño para ti camila .....

Anónimo dijo...

era yo CUCHY LOVE

[♥]Cami dijo...

Gracias Cuchy love :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...